• Inclusys

El desempleo afectará la demanda de alimentos


La economía mundial, según las previsiones del Banco Mundial, se reducirá un 5,2% este año, de acuerdo a su edición de junio del 2020 perspectivas económicas, según el documento sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.


En Ecuador, el desempleo será la mayor causa para esta caída, según Ney Barrionuevo director del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, RIMISP. “Dentro de los grandes problemas que hemos estado analizando es la pérdida de empleo que a junio alcanzo 280.000 personas y hasta diciembre según estimaciones puede estar de 500 a 750.000 mil personas, lo que representa una gran pérdida de ingresos y que medio millón de personas pueda enrolar la categoría de pobreza o extrema pobreza que también afectará la demanda de alimentos. Ya que a duras penas alcanzaran a cubrir la canasta básica” indicó el directivo este medio.


Según Barrionuevo de los impactos que se han analizado en Ecuador sobre el COVID 19, se han encontrado hallazgos tanto en oferta como en la demanda. “En oferta no ha habido impacto porque este ciclo empezó antes de la pandemia y se ha cosechado sin problemas. En productos como arroz maíz y papa se presentó una oferta mayor que en otras épocas y lo mismo ocurrió con algunos productos de agro exportación   que venían incrementándose como banano que había alrededor de 5.000 nuevas hectáreas; en cacao la renovación de plantaciones y podas que han mejorado la productividad.


No  así en el caso de las flores que si se ha visto muy afectada en oferta y demanda por la caída de las exportaciones y de los  precios internacionales” destacó, argumentando que tampoco se vio muy afectada la distribución de productos ya que el programa implementado por el Ministerio de Agricultura de los corredores logísticos bioseguros ayudo en el proceso a mantener abastecimiento,  aunque se tuvo alguna dificultad en cuanto al abastecimiento de  acceso físico de alimentos por cierre temporal de algunos mercados mayoristas, recalcó.

En su opinión   en el verano se presentará una mejor oferta debido a que los buenos precios de arroz y maíz   van a estimular las siembras, pero para ese ciclo puede haber restricción fuerte en la capacidad de compra de los consumidores, a eso se debe agregar que por el momento la frontera sur está cerrada por problemas sanitarios pero cuando se habrá va a presentarse la entrada de productos especialmente arroz y puede presionar a las baja en los precios en verano, explicó Barrionuevo.


Para el directivo esto es una crisis en desarrollo si llega a presentarse un rebrote,  “sin embargo para el agro todo va a depender del crédito que se tenga para sostener la producción en verano, si las empresas mantienen sus créditos y Banecuador los fortalece se mantendrá la oferta, y la previsión para las líneas de exportación va a depender dela recuperación de  las economías  en los  mercados de destino, de acuerdo a nuestras previsiones debemos esperar una recuperación lenta entre el 1 y 2 semestre del 2021” anoto.

Para Agustín Zimmermann representante de la FAO en Ecuador,  aunque aún no tenemos en claro cuál será la duración de la pandemia, se cree que los impactos van a ser muy fuertes en toda la economía, se prevé una perdidas en el PIB del 7 al 9%. “La variable  principal de esta caída es  por el petróleo , pero en el  tema agrícola la caída de los sectores de agro exportación en volumen y en precios ha sido menor sobre la oferta interna de producto,   se prevé que en el sector agrícola  alcance  un decrecimiento del 5 al 10%, este impacto menor sobre la oferta interna es porque la pandemia golpeo con posterioridad al ciclo de siembra y cosecha de estos productos, pero a medida que se prolonga la pandemia  el efecto vendrá por el lado de la demanda en el segundo semestre donde se espera mayor desempleo y el efecto se va a ver en la demanda.


La FAO en Ecuador, está trabajando con el Ministerio de Agricultura, en algunos proyectos  como mantener los corredores logísticos, las ferias de barrio, entregar insumos de bioseguridad, tratar de garantizar los apoyos de buena alimentación como el desayuno escolar, agricultura familiar,  asistencia técnica y todos los programas de protección social,  explicó  Zimmermann a este medio.


Fuente: El Productor


0 vistas